Elecciones EE.UU. 2016 (Predicciones y análisis)


Hillary Clinton será la primera mujer en convertirse presidente de la nación más importante del mundo. 

sin-titulo

Todas las elecciones son diferentes, pero algunas son más difíciles de explicar que otras. Bajo esta condición, hay que mencionar que en Estados Unidos no se gana de acuerdo al número total de votos recibidos, sino por el número de delegados. Esto conlleva a descartar la mayoría de encuestas que se hacen a nivel nacional, porque evidentemente no está en función del número de votantes, sino de estados en los que se pueda ganar delgados.

Esto es fácil resumir, gracias a que existe un precedente no tan antiguo, y es que en las elecciones entre George W. Bush y Al Gore, en donde el primero ganó las elecciones gracias a los delegados que ganó en Florida y gracias a los tribunales, luego de más de un mes de duras confrontaciones legales tanto a nivel estatal como en el federal. Recordar que el candidato Al Gore ganó el voto popular a nivel nacional, pero no el número suficiente de delgados y solo gracias a la determinación del partido y del candidato demócrata, el sistema electoral recobró confianza, gracias a una aceptación de derrota que hizo pública, además de la felicitación que brindó el candidato republicano, cerca de navidad.

Éste año, las cosas no serán tan complicadas a nivel nacional, pero si sucederá en varios estados claves, estados a los que se les denomina bisagra (pueden inclinar la balanza a cualquier lado), todo depende del estado de ánimo, de factores climáticos y seguridad. Lo que en definitiva hace una estimación muy difícil dado que  los de por si incluir datos brutos son complicados de analizar, pero en la víspera de éste acontecimiento deberé decir que puedo decir con mucha seguridad que Hillary Clinton será la primer mujer en Estados Unidos en ser presidenta, cosa que alegraría a Susan B. Anthony.

La cuestión de las probabilidades es que son simplemente estimaciones que pueden o no suceder, además de que existen demasiados factores que pueden afectar un resultado. Salvando estas consideraciones, bajo un error del 3.5% y un nivel de confianza arriba del 95% es muy probable que Clinton gane de 298 a 305 delegados, siendo el número más probable 300. Lo que dejaría a Trump en un estimado de 233 a 240, siendo el número más probable de 238 delegados.

A partir de ése estimado en que los demócratas y republicanos van a ganar en estados tradicionales en donde la probabilidad de victoria supera el 80%, quedan 21 estados con una probabilidad menor y que decir de Florida, Utah, New Hampshire, Nevada, Ohio y Nevada, en donde las encuestas con bajo nivel de error y estimaciones de distintos medios de comunicación no aseguran nada.

Para llegar al estimado de 300 y 238 para Clinton y Trump, concedí estados claves como Utha y New Hampshire a Clinton, también le concedí Pennsilvania, Nevada, Michigan y Minnesota en donde ganó Obama en las elecciones pasadas y en donde distintas encuestas a las que tuve acceso dan como ganador por poco margen a Clintón. Por el toro lado, di estados claves como Ohio, Georgia e Indianapolis a Trump, en donde las estimaciones en algunos casos dan como ganador a Clintón, sin embargo los doy como ganadores gracias al nivel de desaprobación del actual presidente, de la candidata y nivel de desempleo en esos estados, además de su inclinación por votar de manera asidua por candidatos republicanos.

Eso nos lleva al estado bisagra más importante por su número de delegados que es Florida y que por sus antecedentes el nivel de hispanos y más variables que se inclinan más por la pasión que por la razón y en donde nadie asegura que pueda pasar, considerando las variables pienso que puede ganar Trump, pero no sorprendería que ganara Clinton, dado que el ejemplo más claro de seguridad y predicción sería lanzar una moneda al aire.

En consecuencia, considero que el caso más favorable para Trump, es que Clinton pierda en Florida, Utah, New Hampshire, Ohio y Nevada, pero eso le daría aún así una victoria con 284 delegados a los demócratas, treinta más que Trump, sin embargo en mi opinión, ese sería el caso más ajustado con el que puede ganar Clinton.

Por lo que yo no me preocuparía por Trump, sino por quienes habrían votado por él, ya que podría alcanzar un 47% del total de la población y eso reflejaría el estado de la nación y los impulsos de mucha gente en esa nación, así que el verdadero problema no es ganarle a Trump, sino convencer a ése electorado rudo, por lo que mucho tendrá que ver con el discurso que dé mañana la señora Clinton, porque además deberá considerar que el senado y el congreso seguirán siendo de los republicanos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s