Días de Tortura


Miércoles 17 de julio de 2013

 

Días de Tortura

 

Estos días de espera en total simplicidad se resumen a un delirio insoportable por una respuesta, ya no importa mucho saber si seré o no afortunado, más bien se refieren a lo frustrante que es pensar los cientos de cosas que pueden ocurrir y definir todo, en un “Si” o un “No”, no sé a quién se le ocurrió que una gran respuesta se pueda limitar a “si” o “no”, en verdad que para momentos como los que estoy viviendo, me parecen poco aunque me sabrían a mucho.

Seguramente no sabes nada de mí, por eso quiero contarte algunas cosas sobre mí, primero que me gustas y por eso quiero galantearte, aún así no sé si me lo permitirás, estoy seguro que has notado que me gusta escribir, no lo hago de manera profesional pero si como un hobby, escribo habitualmente en mi blog «Zapatos de un Cronopio», lo puedes buscar en internet, allí están algunas de las cosas que he escrito. Incluso las tres cartas que te he escrito y seguramente esta. ¿Sabes!, en realidad me gustaría mucho decirte estas cosas personalmente, sin embargo siempre me pone nervioso verte, hasta me caí de la moto por verte –gracias al cielo no me viste-, me siento extraño al verte y esta mañana que pasaste en frente de la oficina me alegre de haberte visto y ahora tengo unas ganas tremendas de escribirte y decirte lo mucho que gusta tu sonrisa ¡nunca dejes de sonreír!.

Mi abuelo que era un viejo sabio, decía que ser serio era imprescindible y que la barba acentuaba cierto toque de misterio, sin embargo decía que una  sonrisa te convertía en el monstruo más lindo que pudiera existir, mi abuela asentía a ese tipo de comentarios y me decía en tono amable a mi y mi primo Euler que nunca dejáramos de sonreír, porque incluso los días tristes dejan de serlo con una sonrisa, ahora que lo pienso, mi vida que ha estado lleno de tropiezos y agujeros profundos de drama, nunca fueron totalmente oscuros, siempre salía a relucir esa parte de mi espíritu que hace que me levante. En perspectiva la sonrisa que hiciste el día de hoy, me llevó a la cocina de mi abuela, a su fantástica forma de ver la vida y a la sonrisa de mi abuelo. Ves Jeammy lo que provocas en mi, no es sencillamente decir si o no, es que en verdad cuando te veo las cosas de mi rededor cambian y por tristes que sean, las cosas adquieren jovialidad, encanto y belleza, como tú ¿Qué cosa tan extraña, no te parece?

Siguiendo, a mi me encanta leer, disfruto mucho de las novelas históricas, mis padres me leían y me prohibían ver más de una hora la televisión, en mi niñez me leían de todo, mi madre afirmaba que mi libro favorito era uno de Lemony Snicket que se llamaba “Una serie de desafortunadas injusticias” me encantaba Violet y el Conde Olaff, más tarde me gustaron series como “Las crónicas de Narnia” de C. S. Lewis, vinieron en seguida a mis manos libros de Julio Verne y un día en mi inocencia de adolescente llegó “María” y fue la primera de las ocasiones en las que un final de tal magnitud me hiciera llorar solo en mi habitación, como un loco,  también lloré con el libro que mi madre decía que me leía durante mi embarazo “La dama de las camelias” ufff… libros que llevo en mi corazón, más tarde ya siendo un poco grande definitivamente agarré los libros con novelas históricas y se generó en mi un gusto por ellas, así he viajado a Barcelona del siglo IX, del XII, a Paris del siglo XV, a Londres de XVI, a Roma del año 50 A.C., a La Antigua Guatemala, que en ese entonces era la Ciudad de Santiago de los Caballeros del siglo XVI y a cientos de lugares a los que imagino y acudo cada vez que me siento triste o soy desafortunado. Otras de las cosas que me apasionan es escuchar música, me encana un tipo de música que se le llama “Barroca” allí encuentro la felicidad en piezas de Johann Sebastian Bach, en Vivaldi, también me gusta la música del Romanticismo de Carl Ilich Taichkovsky, de Franz Liszt, de Gustave Malher, de Wagner  y tipos clásicos como Beethoven o el propio Mozart, también encuentro que la música contemporánea me gusta, el otro día escuché una canción que se llama “Verde más allá” e inmediatamente la compré en mi iTunes, me encantan muchos tipos de música, pero si elegiría una para cuando leyeras esto, sería “Déjame intentar” de Carlos Mata (por favor búscala en youtube), esa canción es la esencia de lo que quisiera decirte viéndote a los ojos.

Pues bien, también me gustan otras cosas. El fútbol me encanta, tanto como el béisbol, soy aficionado al Real Madrid y a los Red Sox respectivamente, en Guatemala le voy a mi querida USAC y a Antigua G.F.C. a mi abuelo le gustaba ir al estadio, decía que el estadio de La Antigua Guatemala que se llama Pensativo, decía que era el más grande del mundo, lo decía porque nunca lo hemos visto totalmente lleno. Me gusta jugar fútbol, antes era seleccionado del equipo de Antigua G.F.C., yo creo que soy bueno, mi padre también lo dice, aunque ya no llega a ver mis partidos (que por cierto la otra semana va haber un partido acá en el Dpto. de Ingeniería Agrícola, si puedes llegar, te dedicaré un gol). Vamos a ver… qué más te puedo contar, si, me gusta mucho beber vino, también bebo cervezas pero no apetecen mucho, en realidad el vino me gusta, me gusta mucho junto a un buen queso, ¿Haber? Si elegiría mi combinación perfecta entre vino y quesos, sería “un Merlot junto a un Cambembert” ojalá que algún día me dejes compartirte un poco, en realidad es una delicia y un placer inconmensurable. También me gusta mucho fumar, no sé, un día saliendo de un incendio no podía respirar y mis compañeros bomberos me dijeron que fumara y luego nunca paré. Ahora lo disfruto y aunque en ocasiones lo he querido dejar siempre me falta un buen motivo para lograrlo en definitiva.

Algunos de mis amigos saben que cuando me refiero a la Santa Trinidad (no lo hago en forma de sacrilegio), me refiero en realidad a una copa de vino, un cigarro y un buen libro. Creo Jeammy que estas cosas deberías escucharlas de mi boca, no sabes la pasión que provocan en mi, no te imaginas las otras cosas que no te he contado, creo sinceramente que soy un hombre muy interesante, pulcro y en proceso de convertirme en un auténtico sibarita.

Podría contarme cientos de historias, sin embargo la tinta de mi pluma se acaba y tampoco quiero que te agobies por leer tantas tonterías. Sin embargo acá estoy de nuevo, pidiéndote que por favor me concedas hablar al menos una vez contigo para contarte y decirte las cosas que ya he dicho. Espero que me respondas. Un fuerte abrazo.

Con cariño Yefrin

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s