2013


Feliz Año

Feliz Año

No dejo de maravillarme cada mañana que puedo abrir los ojos. Hoy afortunadamente terminamos otro año y existen algunas cosas que quisiera compartir con ustedes, al fin de cuentas, la vida se trata de compartir y no veo porque no hacerlo, además no importa lo lejos que estemos de las personas que queremos y amamos, siempre existe un vinculo que nos mantiene atados a todos ellos. También creo que es importante tener claro que la realidad es la unión de muchas voluntades y que cada una de ellas es igual de importante y que cuando tratamos de entender la realidad, no debemos olvidar que tenemos el poder para destruir y construir el mundo, y cuando tenemos conciencia de ello, hay más posibilidades de que hagamos lo segundo.

No deja de maravillarme la sonrisa de mi sobrina y la fuerza infinita que ejerce sobre mi familia. Siempre para bien y con su gracia de “yo no fui”.

La gratitud por todas las bendiciones que tenemos es otra bendición. No hay que perderla. Las derrotas son también parte del paisaje. Hay que aprender a verlas como tal. Qué la chingada es un lugar común para todos y que no es agradable y tampoco apetecible, pero es un lugar del que también se aprende y del que también se puede volver.

La más maravillosa de las dichas son las mujeres, que sostienen la estructura de nuestro ser (al menos mi mundo) y generan tal seguridad en nosotros, que salimos avante de cualquier batalla. Ser una buena compañía consiste en estar cerca aunque no sepamos qué decir. No perdamos de vista que la vida es más valiosa en la medida que amamos más. No dejemos de amar.

Es importante en la vida leer, leer es un hábito que nos hace entender muy bien para qué sirve la imaginación, comprender lo que sucede alrededor y tener una opinión propia. Háganlo.

Mientras estemos vivos digamos lo que sentimos, ayudemos cuanto podamos, bailemos hasta morirnos y riamos más de lo planeado. La vida siempre puede salir mejor de lo que esperábamos. Dejemos que nos sorprenda. Tengámosle paciencia. Todos los días tenemos a la mano decisiones simples para vivir más felices. Tomémoslas. Cada día asegurémonos que las anclas que nos atan a este mundo sean las correctas. Vivamos como si siempre fuera el último de nuestros días. Alguno lo será. Y nunca olvidemos, por ningún motivo, que siempre podemos ser mejores personas de las que somos.

Como un viejo amigo dice “Vivir solo es un factor que puede acercarnos o alejarnos de Dios” a lo que agrego que hay que hacerlo con cuidado y con conciencia. Cada año nuevo es otro montón de oportunidades, de días limpios, de retos y esperanzas. Tratemos de estar al nivel para enfrentarlo.
 
En fin solo es mi opinión y deseaba compartirla con todos los cronopios que leen este blog.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s