Es duro, pero más duro es pensar luego.


Duelo

Estaba por acostarme y descansar. Cuando a través de tuiter una buena amiga escribió un tuit con una incólume y distinta forma. Siempre es positiva, poeta y súper-chistosa, esta vez no. La chica a quien me refiero acababa de perder a una de sus primas en un atraco en donde resultaron heridos su tío y como antes mencioné, había perdido a su prima de 15 años.

No imagino como seres tan viles le hacen tanto daño a una familia buena. No imagino y no quiero pensar en las perversas formas en las que los seres humanos nos hemos vuelto, robándoles la vida a otros, dañando a gente buena. Me cuesta tratar de imaginar, porque en este país en donde impera la violencia, nos hemos olvidado de lo más importante. De aquel en que en todo lugar rige e impera. No es justo, pero ya alguien me enseñó que la vida nunca es justa y aunque mucho me lo repita, no entiendo porque debe ser así.

Hoy fui a la iglesia, tenía más de 12 años de no ir por impulso propio y menos quería ir a la iglesia a la que acudí. En aquel lugar  hablaron del  tema ¿Quién es Dios? El sermón fue atinado, aunque al principio no entendí a ciencia cierta cuál era la razón del tema, porque Dios es Dios y Él es todo. Y desde mi punto de vista todos los allí presentes deberíamos tener claro esa afirmación, hasta resulta ser de orden de cultura general, la persona que estaba en el altar dijo: Dios es espíritu. Agregó tras unos instantes “Dios es espíritu y está en todos lados” a pesar de que Dios está en todos lados, aún hoy luego de que le robaran a esta buena familia, no entiendo como el Dios en el que confió puede permitir tanto dolor, en serio no entiendo. Simplemente no lo entiendo, quizá el tenga un plan que nosotros no entendemos, pero en serio estas circunstancias, solo puedo acudir a un pensamiento: aunque no lo entendamos el actúa para enseñarnos cosas, para ser mejores a Él nada se le escapa.

Aún así, uno debe de continuar, y luego de descansar un rato, el dolor es aún mayor. Seguramente mi buena amiga sentirá más dolor, aún más por no poder estar cerca de su familia, por estar muy lejos. Y aunque no hay palabras que puedan describir lo que pienso, solo se me ocurre pedirle a Dios que nos bendiga a todos y que esta ola de violencia pare. Qué ayude a la familia Paíz Leonardo y que puedan entender aquello que nadie entiende. Lo siento mucho Andrea.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s